Si has llegado a esta página por casualidad, bienvenido. Si te ha traído una inercia al sufrimiento consciente no me queda más que desarte buena suerte. Porque sí, si indagas en las miserias del alma ajena ¡qué no harás con la tuya propia! He de advertirte que si crees en fantasmas y monstruos más allá del hombre de a pie te aburrirás mucho en esta web. No hay individuo más desfigurado que aquel que oculta su auténtica esencia.  No busco tu atención... ya no necesito la contemplación de nadie. 

 

Si algo he aprendido en mi miserable existencia... es que no importo más de lo que me importa nadie... aunque... sí...

como tú he sufrido por amor...

y por amor... ahora solo soy...                  lo que queda de mí. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now