Poema II

déjame besar tus delicadas mejillas de barro

antes de que las lluvias del otoño

dibujen sobre tu piel

las imborrables cicatrices del pasado.

déjame acariciar tu cuerpo desnudo

antes de que los fríos del invierno

cubran de miedos y sombras

las inmaculadas llanuras de tu imaginación.

deja que la primavera deshiele la escarcha

de la inaccesible cumbre de tus sentimientos...

y que el verano así,

nos funda en una misma gota de sudor

que caiga desde mi rostro a tu vientre...

déjame...

como ayer.


Recent Posts
Featured Posts
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now